Overblog
Edit post Seguir este blog Administration + Create my blog

Presentación

  • : Deshileanguei
  • : 1 Arreglo temporal por poco tiempo, véase también "suple", "niple", "chanchullo". 2 Darse una voltereta y chutear en el aire de espaldas sin mirar hacia dónde... (a veces sale al arco) Puede usarse también la expresión culta "modus chilensis"
  • Contacto

Enlaces

7 agosto 2011 7 07 /08 /agosto /2011 20:44

 

MegustasdemocraciaperoestascomoausenteUna frase típica de campaña, que no dice nada, excepto que quien se atreve a mencionarla se arroja el derecho a decidir por todos. Una frase prepotente. Quien la dice, se arroga así mismo el derecho a ser portavoz del sentir común. Una frase literalmente arrogante. La “gente” no quiere nada; porque la "gente" no existe. Así es. Lo que existe son sectores sociales, y sujetos con intereses distintos, muchas veces en contradicción y que quieren y buscan cosas muy distintas. A veces los intereses convergen al menos mayoritariamente, a veces no.

En este momento vemos la convergencia de muchos sujetos y sectores sociales que convergen en torno al problema de la educación. Son muchos, pero no son todos, basta leer los comentarios de los blogs de la segunda y veremos -con indignación y con horror- la cantidad de opiniones irracionales y odiosas de muchos de sus lectores. El fascismo es una estructura mental, muy difícil de erradicar.

Me siento en buena parte representado por el actual estado de protesta. Aunque en cierto sentido Piñera está pagando los platos rotos de los últimos 30 años; pues la concertación no hizo demasiados esfuerzos por modificar el modelo de educación instalado por Pinochet. Digamos las cosas como son. Piñera no es inocente, por el contrario, es un neoliberal dogmático que está absolutamente convencido de la estructura de desigualdad que el modelo educacional instala, lucró en los nefastos años de la dictadura y además ha gobernado como un patrón de fundo, sin escuchar a nadie, ni siquiera a sus partidarios. Pero, el sistema educacional que Piñera defiende, fue instalado por Pinochet y mantenido por la concertación. Las cosas como son. Es cierto que el dictador dejó amarrado el asunto con una ley electoral que no permitía realizar grandes cambios, a menos que se tuviese una mayoría absoluta en el Congreso, asunto que el binominal no permitió, ni permitirá; pero es cierto también que no se hicieron todos los esfuerzos. Que se gobernó de cara al modelo económico.

Como decía me siento en buena parte representado por el actual estado de protesta, porque entiendo que no se trata sólo de una protesta contra Piñera y su Gobierno; sino contra un modelo de desarrollo económico y social nefasto.

Me he acordado en estos días que durante la campaña presidencial los candidatos repetían con arrogancia “lo que la gente quiere es…” y luego disparaban sus fórmulas. ¿Qué es lo que la gente quiere hoy? Como dije, la “gente” no existe. No hay un sujeto único con una voluntad general. Pero al menos un gran sector de la sociedad muestra descontento y converge en la necesidad de una reestructuración del modelo educacional.

A este descontento yo sumaría un par de detalles que casi no aparecieron en las campañas presidenciales (porque la “gente” no quería escuchar hablar de eso). Yo creo que es necesario no sólo una reforma al sistema educacional; sino al sistema social en su conjunto. Es decir, desmantelar los sistemas de capitalización individual que la dictadura implantó, sin la aprobación popular, y generar un sistema de educación, salud y pensiones integrados, de carácter público. Evidentemente esto requiere repensar el financiamiento público, pues es un asunto caro. Así lo demuestran las actuales deudas de los estados europeos que nuestros actuales gobernantes citan descuidadamente. Felizmente Chile no es Europa, y no necesita financiarse sólo con Impuestos. Se requiere una reforma tributaria; pero sobre todo la renacionalización de riquezas nacionales, en primer lugar el cobre.

Por otro lado, creo que la reestructuración del modelo social es Insuficiente, se requiere avanzar hacia una verdadera Democracia. Esto implica una nueva Constitución que reemplace completamente la Constitución de la Dictadura, El fin del sistema binominal, la elección directa de gobernadores y consejos regionales (esto hubiese evitado la vergüenza de Hidroaysén), y la incorporación de la consulta plebiscitaria y los proyectos de ley ciudadanos (que cualquier ciudadano o grupo de ciudadanos pueda presentar un proyecto de ley para discusión parlamentaria).  Claro, todas estas iniciativas son reformas políticas y los candidatos opinaban que a la gente no le interesan estas cosas. En fin, a mí me interesan, y además, creo que son necesarias para el país.

En tercer lugar, es necesario repensar las fórmulas del modelo económico en su conjunto. En particular creo en un modelo que considere lo “sustentable” como elemento central de crecimiento. Es decir, que no se puede crecer a cualquier ritmo, ni dirección, sino hacia formas sustentables en términos sociales, de inversión y energéticas. Evidentemente ( y lamentablemente para la mentalidad neoliberal), como cualquier proceso serio, esto implica planificación, coordinación, regulación y no la anarquía económica del libre mercado. El desarrollo de mercados sustentables, exige este giro.

En fin, me siento en parte representado por las protestas actuales; pues veo resonar un descontento que no es sólo respecto a Educación; sino que busca una reforma estructural. Evidentemente creo que estas reformas necesarias no se logran en un año, o en cuatro, quizás en 20 ó 30; pero me parece que partir con la Educación y el financiamiento estatal, es lo más razonable.

 

Adán Salinas Araya.

 

Compartir este post
Repost0

Comentarios